COMO SARDINAS EN LATA

Publicado: septiembre 26, 2011 en Articulos

Hace ya algunos días las damas de blanco fueron por reiterada ocasión, víctimas del maltrato de los lacayos de la tiranía castrista. En esta ocasión el suceso ocurrió en municipio de palma soriano mientras las mismas se dirigían pacíficamente hacia una misa convocada en pos de la libertad.

Con lo que no contaba la policía y miembros de la brigada de respuesta rápida fue con el apoyo de muchos seguidores que se despojaron del traje de los miedos para muchos considerado traje de la “cordura” y marcharon junto a ellas, y junto a ellas recibieron innumerables golpes y empujones.

Hace solo tres días fueron liberados en la región Bayamo-Manzanillo, los disidentes Alexis Ramírez Rodríguez, Yoandri Gutiérrez y su esposa, Yoandri Montoya junto a otros más. Cinco días fueron retenidos bajo maltratos y les fueron negados incluso hasta elementos tan básicos como pasta dental, cepillo y alimentos.

Encerrados en una celda de 1,86m x 1,68m preparada solo dos personas, las atiborraban con 8 y 9 disidentes que solo podían estar de pie o agachados.

La razón: se había convocado a una marcha nacional por la libertad que comenzaría en la provincia de Guantánamo, y luego avanzaría hasta llegar lo más lejos posible (hasta donde la policía política permitiera).

Aunque confieso que sufro cuando escucho acerca de los maltratos que reciben mis compañeros de lucha, tengo que reconocer que me alegró saber que muchas más personas se están uniendo a la causa y en mi artículo de hoy quiero enviar un mensaje a aquellos que todavía dudan de incorporarse de una u otro manera a nuestra lucha.

La vida trae consigo muchas dudas y temores, pero lo desconocido y lo que aún no se ha intentado ha detenido a más gente que la falta misma de capacidades. La mayor parte de los éxitos nunca son vistos precisamente porque nunca se ha intentado nada para lograrlos.

El coraje para enfrentar tus temores puede construir un “momentum” que puede crear magia. Cada vez que superes un obstáculo, un temor o un “paso atrás”, ganas confianza y experiencia, creces. Cada pequeña victoria te ayuda a sentirte más seguro de ti mismo y de hacia dónde te diriges, empujándote más lejos y más rápido de lo que alguna vez pudiste imaginar.

¡Tú puedes hacerlo! Pero ¿Qué te lo está impidiendo? La verdad es que los temores intimidan. Así que comienza poco a poco, cree en ti mismo y dale un pequeño golpe a tu temor el día de hoy sólo para ver qué pasa. Si piensas que no puedes lograrlo o que has llegado a un punto donde “ya no hay vuelta atrás”, consigue la ayuda de un amigo.

Al final del día, la mitad del “hacerlo” está en decidirte a hacerlo. Si te tropiezas, no tengas miedo de limpiarte los estragos de la caída y volver a continuar.

“Creo que cualquiera puede vencer el miedo de hacer las cosas que teme hacer, siempre que las siga haciendo hasta que consiga un registro de experiencias exitosas.”

Eleanor Roosevelt, defensora de los derechos humanos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s